Cotidianamente decimos palabras que sin darnos cuenta tienen el poder de transformar la realidad, ya que una vez dicha hace diferencia de un antes a un después. A las que voy  a estar haciendo referencia se las denomina declaraciones fundamentales del Coaching Ontológico.

Para contextualizar lo dicho, cuando una pareja que convive,  tiene una relación  que cada vez se torna insostenible por existir violencia de género ejercida por quien se considera más fuerte hacia la persona más vulnerable. Culturalmente son considerados más vulnerables, mujeres, niñas/os y ancianos.  Voy a hacer mención a la mujer en la primera declaración.

Declaración del “NO”

 Cuando las relaciones de convivencia se ven perturbadas por los celos del hombre hay ocasiones que se vuelven obsesivos  y aparece la ira, la que es difícil lograr detenerla por lo tanto agrede física y emocionalmente a la mujer. Algunas mujeres se muestran ante esta situación como si nada pasara y cree que va a cambiar su actitud justificando su accionar.  La agresión se vuelve cada vez más frecuente hasta que llega un momento en que dice BASTA, “NO quiero esto para mí”, esta es  una de las declaraciones primordiales  que el ser humano pueda hacer, ya que  si sigue sosteniendo lo insostenible,  la dignidad se ve comprometida y el derecho de ser respetada se encuentra quebrantada. El precio de decir que NO es muy alto y depende de cada uno si quiere pagarlo o no. De acuerdo como miremos la declaración del NO, la vivimos como una forma de ser o de vivir. La declaración del NO se puede distinguir también cuando se dice BASTA, con la cual declara la disposición a no aceptar lo que se ha aceptado antes. Quizás sea una de las declaraciones más difícil de sostener, en la situación de violencia de género.

“Los grandes errores de mi vida los cometí cada vez que queriendo decir NO, dije SI”. Moss Hart.

 

Declaración de aceptación  “SI”

Laboralmente cuando nuestro jefe nos pide que realizamos diferentes tipos de tareas las que no nos corresponde por la función asignada y aceptamos hacerlas de todas maneras estamos diciendo SI. Aunque no pareciera el SI es menos poderoso que el NO, tiene algo importante para destacar y esto equivale al compromiso que  estamos ejerciendo cuando decimos SI,  en consecuencia, Acepto,  ya  que ponemos sobre la mesa el valor y el respeto de nuestra palabra.

“Decir SI es arremangarse y meterse hasta los codos en la vida.” Jean Anouilh

 

Declaración de la Ignorancia

Decir “NO SE” podría interpretarse como una declaración de debilidad o de cobardía para otros. Sin embargo, muchas veces presumimos que sabemos y después descubrimos que ignorantes éramos. Es decir, no sabemos que no sabemos. En especial presumiendo que sabemos, estamos cerrando la posibilidad de aprendizaje cuando emprendemos algo nuevo y decimos que ya sabemos. Declarar NO SE, es el primer paso en el proceso de aprendizaje. Implica darme cuenta que sé que no sé y me abro al aprendizaje. Ahora estoy en condiciones de decir “aprenderé”. Por lo tanto, creo un espacio en el que me será posible expandir mis posibilidades de acción en la vida.  La capacidad de abrirnos al aprendizaje declarando “NO SE”, es una de las fuerzas motrices más poderosa en el inicio de la transformación personal y del diseño de quienes queremos ser en la vida. Declarar “No sé” nos abre las puertas para aprender de la mano de quien nos guie en ese aprendizaje.

Declaración de Gratitud

Decir Gracias no es considerado solo como un hábito de buena educación, debido a que desconocemos el contenido enorme de esa pequeña declaración. Observar la declaración de gracias como una oportunidad de todo lo que la vida nos da y de reconocimiento a lo que el otro realiza por nosotros es una manera de no generar resentimiento de quien se esmeró en servirnos. Decir Gracias es un acto fundamental de regeneración de sentido, de acercarnos mejor a nuestro modo de existencia, ya sea en el pasado, presente y futuro.

Empezar el dia diciendo GRACIAS, por lo que tenemos en lugar de preocuparnos por lo que nos falta, tiene un efecto inmediato en nuestras vida. En especial, esas mañanas en el que intuimos que va a ser rutinario, nos levantamos de mal humor y vemos todo oscuro.

 

Declaración del Perdón

Perdonar es un acto declarativo de liberación personal. Al perdonar estamos rompiendo la cadena  que nos ata al victimario y que nos sigue teniendo como victimas. Perdonando nos hacemos responsables de nosotros mismos y decidimos poner termino a un proceso abierto que sigue reproduciendo aun mas el daño que originalmente se hizo.  Otro acto declarativo asociado al perdón no es decir perdón, ni tampoco perdonar a otros, si no perdonarse a si mismo. La diferencia es que nos hacemos responsables de  los dos papeles;  el de victima y de victimario.

 

Declaración de amor

La declaración de amor la observamos cuando le decimos a alguien “te quiero” o “te amo”. Esto nos remite a un tipo particular de vinculación con el otro. Teniendo en cuenta la capacidad recursiva del lenguaje, también es importante el amor a si mismo haciendo mención al tipo de relación que tenemos con nosotros mismos.

El hablar como el callar genera nuestro mundo. La película inglesa “Remains of the Day” tiene como tema central la ausencia de la declaración de amor de dos personas que fueron incapaces de decirse uno a otro “te amo”.

 

Para inspirar  declaraciones que transforman al mundo:

¿A qué tienes que decir BASTA?

¿A quién le dijiste SI, cuando quisiste decir NO?

¿Qué sentiste cuando lo dijiste?

¿Qué vas a aprender de lo que te cuesta reconocer que no sabes?

¿Hay alguien quien tienes que pedir perdón?

¿Qué le dirías?

¿A quién vas a dar gracias hoy?

¿A quién le vas a declarar tu amor hoy?

 

Gracias por compartir tu estilo de vida.