En el coaching ontológico   el dominio de las relaciones se pone de manifiesto desde varias miradas.

 Echevarría, menciona que nuestras relaciones personales se realizan desde las conversaciones que mantenemos con quienes nos rodean.

Es necesario considerar,  que la conexión entre las relaciones personales y las conversaciones, podría algunas veces, ocasionar  consecuencias. Por ejemplo, cuando nos preocupamos de tener una buena relación con los hijos y sin embargo, no prestamos atención a sus inquietudes, ni le preguntamos cómo estas hoy.  Hay un cierto comportamiento de no hablar con claridad; cuando lo hacemos y ellos se olvidan, nos fastidiamos sin poner en palabras el compromiso realizado en su oportunidad.

Vivimos enojados sin conversar uno u otro y nos comportamos de manera tal, que preferimos no conversar, para relacionarnos con el otro.

 Sin embargo, no hay relación que funcione sin conversación.  Mantenemos una buena relación con nuestros hijos o con otros, cuando tenemos una conversación abierta y continua.

Teniendo en cuenta este aspecto, otro autor, se interroga ¿cómo transformar conversaciones infructuosas o imposibles en conversaciones de posibilidades?

Podemos exponer, que el contenido de nuestra comunicación proviene de que decimos y la intención proviene de por qué lo decimos. La unidad del que y por qué exige un estado de conciencia. Quienes conversan tienen que estar en contacto con los motivos que impulsan la conversación y estar seguros que la conversación interna en sus mentes no obstaculice lo que realmente dicen.

 Si estoy escuchando que la relación con el otro (sea quien sea, familiar, amigo, colega de trabajo, etc), está con un tema preocupante, podría mantener una conversación que declare sobre las inquietudes que se está percibiendo de esa relación. Quizás desde un desafío leve que no provoque más distancia. Desde una posición en la que  permita, ponerse  en el lugar del otro, ya que, desde las conversaciones interactuamos, estableciendo conexiones, construyendo acciones y vínculos, como así también creando compromisos.

 Cuando escuchamos, percibimos la conversación que tengo con el otro y mi propia conversación interna. El quiebre a veces se produce cuando elegimos no expresar, callamos nuestra conversación, por diferentes motivos y hacemos de cuenta que está todo bien (Lidia Muradep).

La habilidad para construir relaciones y mantenerlas es una de las competencias más importantes que tenemos los seres humanos, ya que así nos comunicamos y entablamos conversaciones que nos lleva al cambio, según los resultados que queramos alcanzar. Según Patricia Hashuel,  son tres pilares donde se apoyan las relaciones humanas: La ACEPTACIÓN, la COMPLETUD, el RECONOCIMIENTO.

La aceptación o legitimación se da a la posibilidad que le damos al otro de SER como quiera SER. Y no pasa porque estemos de acuerdo con eso, ni que lo justifiquemos. Es darle el consentimiento de hacer las cosas a su forma de mirarla, sin que esto nos remita a una emoción recurrente, como enojo, fastidio, etc. Es respetarlo como el Ser que es, otorgándole el permiso para que haga las cosas a su manera.

La completud es la posibilidad que tengo de no dejar pendientes conversaciones de interés con los otros. Digamos que es terminar con aquellos procesos que quedaron pendientes, terminar con las conversaciones internas que aparecen cada tanto en nosotros  y que nos cierran posibilidades de crecimiento personal y relacional.

El reconocimiento es la capacidad de darnos cuenta quien es el otro y hacérselo saber. Poder admirar sus talentos, sus cualidades y sus méritos.

“Hay que oir sin abandonar la escucha, para que sólo lo que se oyó se oiga, para que también lo que no se oye se diga” Hugo Mujica

 

¿Como te está yendo, con las relaciones interpersonales?

¿Cuándo te enojas, esperas que el otro adivine que te pasa?

¿O le contas que te pasó?

¿Qué te está faltando para encaminar tu relación?

 

“Nuestra capacidad de cambiar lo que pensamos es una de las grandes

herramientas para alcanzar la paz”

El amor puede venir de cualquier conexión autentica

 

 

Gracias por compartir tu estilo de vida